Notas de prensa

¿Cómo reducir los costes de energía y papel en la impresión?

Uno de los artefactos más indispensables en la oficina y en algunas ocasiones en la casa, es la impresora, este estupendo producto capaz de plasmar en papel aquellos documentos digitales de nuestro ordenador. Todos la conocemos, sin embargo, suele ocurrir que tomemos en consideración el gasto eléctrico que conlleva utilizarla y adicionalmente, el del papel. Es por esta razón, que al contratar la luz y el resto de suministros es importante hacerlo previendo el uso de este tipo de herramientas capaces de aumentar el consumo. No solo se tratar de contratar la luz (y el gas) barata, también es un tema de los tipos de tarifas que ofrece cada proveedor para adaptarlos a las necesidades específicas de nuestro entorno. Por eso, al contratar la luz y el gas hay que fijarse bien no solo en el precio sino también en la letra pequeña y las condiciones.

Haciendo un uso eficiente de la impresora logramos disminuir el precio de la luz de una manera que ni siquiera imaginamos. Esto ocurre cuando, por ejemplo, estamos conscientes de que el precio de la luz hoy puede variar por horas o en algún horario determinado al utilizar servicios como la tarifa de discriminación horaria, permitiendo que el precio de la próxima factura, sea mucho menor al habitual. También ocurre con el uso del papel que, en ocasiones, suele ser desmedido simplemente por lograr impresiones relevantes o estéticamente apreciables sin ninguna necesidad.

Aprender a utilizar la impresora de manera correcta, permite ahorrar un distintos aspectos. Todo es cuestión de hacerlo un hábito frecuente que seguramente, al descubrir resulta muy simple de llevar a cabo.

Ten en cuenta el uso de la impresora en tu propiedad al contratar la luz

Generalmente en las empresas u oficinas el uso de la impresora es realmente imprescindible, además de, realmente notorio, porque existe un gran número de estos artefactos funcionando al mismo tiempo en todas partes. Por lo que es recomendable tener en cuenta su uso al decidir contratar una tarifa en específico.

Las compañías eléctricas cuentan con distintas tarifas capaces de amoldarse a las necesidades de cada usuario y de su propiedad, solo es cuestión de encontrar alguna que permita la potencia adecuada para tu oficina y, además, te permite consumir Kw sin tener que pagar demasiado por ellos.

Utiliza tu impresora correctamente y ahorra en el precio de la luz

Aunque la impresora parece tener que estar siempre disponible para cuando la necesitemos, es importante intentar hacer de su uso un tema más sostenible, para permitir que su consumo sea el más adecuado en todo momento.

En primer lugar, debemos verificar su demanda energética. Generalmente está situada en su información de funcionamiento. También utilizarla solo de ser necesario para evitar los sobrecalentamientos y cortocircuitos que pueden ocurrirles.

Entre otros consejos:

  • Desconecta la impresora cuando no la uses.
  • Utilizas hojas recicladas.
  • Imprime solo la cantidad de hojas que necesitas.
  • Mantén siempre los tanques de tinta llenos y en funcionamiento.

A través de este artículo puedes conocer formas de impresión económicas.”